domingo, 24 de noviembre de 2013

Desde París.


 Ayer tuve la suerte de volver a encontrarme con los pedazo de artistas de Arnold, grupo que da nombre a El Solito Trovador. Fue en París, en "La Damme du Canton", uno de esos barcos que se usan como sala de concierto. Intercambiamos los discos y ¡por fin! escucharon nuestra versión de Lonesome Trobadour!